De la tipografía gótica a la serif: La evolución tipográfica en The times

En 1932, el diario "The times" decide abandonar su clásica letra gótica para los titulares e implementa una nueva tipografía: la Times New Roman, diseñada por Stanley Morison, quién revoluciona la puesta en página de los diarios implementando una tipografía basada en las romanas clásicas, con el fin de economizar recursos y facilitar la lectura.

El contexto social del cambio de paradigma

Corrían los años ’30, y el desarrollo económico e industrial que se estaba viviendo, comenzó a modificar el estilo de vida de la sociedad occidental. El incremento de medios tecnológicos para la producción, y el comenzar a pensar en productos más económicos y funcionales para los individuos, afectó al diseño el cual planteó un cambio de paradigma, impulsado por las vanguardias artística de principio de siglo y la escuela bauhaus. Este cambio consistió en dejar de pensar al diseño desde su uso decorativo y ornamental para empezar a centrarse en la funcionalidad del objeto diseñado, despojándolo de todo aquello que no fuese necesario. Es decir, se comienza a racionalizar el diseño.

 

Stanley Morison y el rediseño de The times

Conociendo este cambio en cuanto a la concepción del diseño y de la sociedad no es casual que, en 1932, Stanley Morison (reconocido tipógrafo, el cual colaboraba con la corporación Monotype) envíe una carta a The times, criticando el diseño obsoleto de su diario. Hasta el momento, el diario había utilizado letras góticas para sus titulares, tomando como influencia las escrituras manuscritas de la Edad Media. A partir de ésta critica, el diario decide contratar a Morison para que diseñe una nueva tipografía, más acorde a la época.

The times antes de su rediseño.

 

Es por esto que Morison, siendo consciente de la época que estaban viviendo, donde la economía de recursos empezaba a pisar fuerte en todas las áreas de producción, decide diseñar junto a Victor Lardent (quien formaba parte del área de publicidad del diario) la Times new Roman, basándose en la tipografía Plantin pero con muchas modificaciones para conseguir más legibilidad y economía de espacio (dos características fundamentales en una tipografía de periódico). Su contraste y condensación eran mayores que los tipos de periódico existentes en aquel momento.

The times luego de la implementación de Times new roman.

 

A partir de este momento, Morison se vuelve un pionero de la época ya que entiende la importancia de la funcionalidad del carácter tipográfico, sobretodo para publicaciones diarias (las cuales requieren de un diseño estandarizado para facilitar la producción) dedicadas a informar; entiende la importancia de la legibilidad en la tipografía, entiende que el diseño existe para facilitar la comunicación y la llegada al resto de la sociedad, por lo cual es fundamental que sea claro y de fácil comprensión. Además, sus conocimientos sobre los procesos de impresión, le permitieron diseñar una tipografía condensada y de alto contraste, lo cual ayudó con respecto al aprovechamiento del espacio y la disminución de tinta a utilizar (economía de recursos).

Su visión y sus decisiones a la hora de implementar nuevas tipografías, fueron de gran influencia hasta la actualidad.

La times new roman fue utilizada en el diario durante 40 años, hasta que el desarrollo tecnológico y el cambio de formato a Tabloide, causaron que el diario vuelva a cambiar su tipografía en 1972. Sin embargo, todos los cambios que sucedieron desde esta fecha en adelante, fueron pequeñas modificaciones de la tipografía original diseñada por Morison. Esto sin dudas habla de lo acertado que fue el diseño en cuanto a su funcionalidad, ya que logró perdurar en el tiempo.

La Times New Roman luego de The times

Un año después de su elaboración para el diario, la Times New roman es lanzada para uso comercial. En poco tiempo, se vuelve la tipografía mas vendida de Monotype. Es utilizada para el diseño de libros y piezas editoriales que requieran alta legibilidad; y fue una fuente que inspiró a grandes tipógrafos para hacer nuevas versiones de ésta. Su popularidad se vio incrementada al venir instalada por defecto en los sistemas operativos Macintosh y Windows y, sobretodo, porque fue la fuente por defecto de Word durante muchos años. Por esta razón, no es una fuente muy elegida por los diseñadores ya que se volvió, después de tantos años, muy usual y monótona. Sin embargo, hay que ser conscientes como diseñadores y tener en cuenta la influencia que ésta tipografía dejó en cuanto a la elaboración de piezas editoriales.

 

 

Aquí, un video de reconocidos diseñadores del mundo editorial, los cuales opinan sobre esta paradigmática tipografía.