El Discurso Periodístico

La información, el discurso y el lector.

“El poder para moldear el futuro de una República estará en manos del periodismo de las generaciones futuras”. Joseph Pulitzer

Antes de comenzar, quiero decir que escribo esto a raíz experiencias y observaciones personales que tuvieron lugar a lo largo de este año y me gustaría desligar este post de cualquier aspecto político en la medida de lo posible, puesto que soy un fiel creyente de que la política dualista que predomina actualmente en nuestro país desmerece en muchos casos la objetividad de un discurso. Y es precisamente de esto de lo que quiero hablar, la importancia del discurso y de cómo este es construido.

El diseñador como tal forma parte de un contexto social determinado, del cual no puede aislarse puesto que este es esencial para su labor. Como diseñadores una de nuestras responsabilidades más importantes es la comunicación, la transmisión criteriosa de un mensaje en condiciones determinadas y todo lo que ello implica, por lo que considero relevante hablar de este tema en relación a ediciones periodísticas. Comprender la importancia del mensaje y del “como” este es transmitido.

Datos. Recortes. Noticias.

A la hora de hablar sobre medios de comunicación tradicionales como los periódicos, el proceso de transmisión de información, es decir la comunicación del mensaje es de suma importancia. Pero aún más importante es la construcción del discurso periodístico, el cómo se cuenta, el proceso por el cual eso datos serán recopilados, ordenados y editados, en muchos casos, con fines subjetivos que responden a algo más que una simple labor periodística.

Partamos desde la base, la objetividad mediática está actualmente en crisis. Los medios de comunicación hegemónicos, es decir, aquellos gigantes mediáticos que nos venden realidades, o, mejor dicho, recortes estratégicos de hechos reales, tienen mayor posibilidad de controlar y regular la información que llega a gran parte de la población. Una misma noticia puede ser generada o publicada desde puntos de vista diferentes y de manera simultánea de la mano de fuentes distintas. La noticia es la misma, el hecho no cambia; todo depende del discurso, como puede verse en el siguiente ejemplo reciente.

Artículo de Clarín sobre un presunto “ataque” mapuche.
El Artículo de Página12 sobre el tema, es, en cierto modo, una respuesta directa al artículo anterior. 

Sin embargo este es sólo uno de múltiples artículos a los que podemos recurrir, puesto que, en muchos casos, el discurso periodístico no se construye sólo mediante artículos aislados, sino con una serie de publicaciones (tanto en diarios como en televisión) que conforman un hilo respecto a un mismo tópico. Este constituye a su vez un objetivo comunicacional más amplio y de mayor impacto sobre el lector/audiencia.

Artículo de Clarín sobre hechos de violencia aislados en la marcha por el caso Maldonado.
Artículo de Página12 sobre hechos de violencia aislados en la marcha por el caso Maldonado. 

Esta lógica se repite, podemos incluso analizar otros casos. A lo largo de este año hemos visto situaciones mediáticas similares. Sucedió con las marchas de “Ni Una Menos” y las “polémicas” pintadas. Sucedió también durante las movilizaciones en defensa de la educación pública y los multiples paros docentes; sucede ahora con el caso Maldonado.

El nuevo rol del público/lector

Esta es la cuestión más importante, la objetividad parece ya no estar en manos de los medios, sino que somos nosotros quienes debemos ser críticos y analizar los discursos mediáticos/periodísticos con un poco más de detenimiento. Recae ahora en nuestras manos la tarea reflexionar, comparar e intentar ver cuál es el recorte de la realidad que cada fuente nos ofrece. Es necesario entender los efectos  que produce sobre el público la forma en la que la información es presentada y la influencia de los medios sobre las personas, la cual puede verse hoy en día en cualquier red social.

Muro del Facebook de “La Garganta Poderosa”

Son ahora más importantes que nunca las fuentes “independientes” o alternativas, los nuevos portales informativos que la tecnología nos ofrece; es más importante que nunca, en nuestro lugar como diseñadores y ciudadanos, el mantener un postura crítica e intentar ser objetivos en tiempos de bombardeo mediático.

Leer, ver, pensar, volver a leer, reflexionar y sobre todo recordar que no existe “la” verdad. Tenemos toda la información del mundo en la palma de la mano. Alcanza con interesarse y desbloquear el celular.