Las revistas, amigas o enemigas de los adolescentes?

Vivimos en un mundo en el cual acceder a información es muy fácil, pero uno de los más usados desde los viejos tiempos son las revistas. En el caso de los adolescentes, en especial el público femenino, las revistas influyen mucho a la hora de la nutrición, lo cual es algo que quiero analizar.

Las revistas juveniles abarcan varios temas de la actualidad como lo son los ídolos teen, la moda, tips de maquillaje y como llegar con un figura perfecta al verano, lo que no saben es que son las responsables de la gran cantidad de trastornos de la conducta alimenticia en los adolescentes, ya que las publicaciones de las mismas influyen más de lo que se cree en la formación de la identidad de las lectoras, que son comparadas continuamente con otras mujeres de grandes físicos, ya que se les invita a imitar el estilo de ropa, de maquillaje o de estilismo de las mujeres que protagonizan sus páginas y portadas. Para poder llegar a estas “mujeres perfectas”, sus publicaciones de basan en dietas que son nocivas para la salud y hacen que las jóvenes comiencen a contar las calorías de cada alimento que consumen.

Además de encontrar muchas dietas se pueden encontrar las tablas de ejercicios para reducir o moldear determinadas partes del cuerpo. En muchas ocasiones el mensaje de adelgazar cambia por el de preocuparse por determinadas partes de la anatomía de forma aislada, por ejemplo abdomen, que generan una especie de “psicosis colectiva” por moldear el cuerpo y hacerse más deseable para el hombre.

Por otro lado, en estas publicaciones existe una falta de información acerca de las enfermedades relacionadas con los trastornos de la conducta alimenticia, a pesar de que su incidencia va en aumento y cada vez afecta a extractos de la población de menor edad. Salvo excepciones, es difícil encontrar iniciativas dentro de las propias revistas para reconducir esta tendencia. Por el contrario, fomentan el culto a la delgadez excesiva y a la belleza, cuando repiten una y otra vez secciones que recogen qué tipo de alimentos o ejercicios se pueden realizar para adelgazar, algo que en revistas dirigidas a hombres, apenas se encuentra.

En conclusión estas revistas nos llevan a enemistarnos con nuestro cuerpo, castigándonos por no cumplir estos cánones de belleza y haciéndonos pensar que no vamos a ser aceptadas por la sociedad o por los hombres.

Ejemplo revista Para Ti