Pelo. Registro de una época

La revista Pelo fue la encargada de narrar un fenómeno único, el nacimiento del rock en castellano. Relató desde adentro un movimiento que estaba en efervescencia, y fue publicada a lo largo de tres décadas Un pedazo de historia con un discurso muy particular.

Origen

Todo comenzó en 1970, época bisagra en la música argentina, y latinoamericana también. El rock en español estaba dando sus primeros pasos, con bandas como Manal, Almendra, Los Gatos, Arco Iris y Vox Dei en plena producción de discos. Luego Mandioca, el primer sello discográfico argentino apareció en escena. Este gran fenómeno merecía un canal de comunicación acorde, una revista que congregara toda la cultura que estaba naciendo en ese entonces. En este contexto es donde nace la revista Pelo, con el objetivo de registrar y contar todo lo que estaba sucediendo en la música nacional. Fue la encargada de narrar las historias del rock local.

 “Pero la revista Pelo es una revista de registro: es decir, registramos la historia argentina cubriendo cada recital, cada disco aparecido, estando en todos lados y esa esta es una historia cíclica.”  Daniel Ripoll

Esta publicación, originariamente ideada por Daniel Ripoll en 1970, supo ver aquella energía emanada de cientos de jóvenes que, movidos originariamente por los Beatles, comenzaron a perseguir los discos de Los Gatos o Almendra. Toda una generación empezaba a volcarse de forma gradual hacia el incipiente rock argentino y la revista Pelo fue una fuente de información de “primera mano” entre los músicos y sus seguidores.

La identidad

El nombre “Pelo” no es un nombre más. El “pelo de los jóvenes era lo que los definía, los comprometía y, de alguna manera, los condenaba. Por aquellos años de dictadura de Onganía, las razzias caían en todos los recitales de rock. Irrumpían enérgicamente en medio del recital y obligaban a encender las luces del local. La gente era ordenada en filas y aquellos que portaran “cara de expediente” eran subidos a los colectivos utilizados para acarrear pelilargos.

El logo de la revista tiene características que nos remiten a la década de 1960. En los primeros años era un diseño plano, luego acercándose a 1980 mutó a un aspecto metálico, con luces y sombras. La morfología de los caracteres se mantuvo. Estos tienen una parte inferior muy particular, con una base (y serifs) exagerados, los cuales le dan la identidad al logo.

En cuanto al interior de la revista, no es fácil describir la totalidad de sus ediciones a lo largo de 30 años, pero en términos generales tenía una gran cantidad de información y de peso de bloques, con poco aire en general. Las imágenes son muy importantes y compiten con el texto. La fotografía era un aspecto escencial al tratarse de una revista cultural con un discurso novedoso en cuanto a la actualidad y muchas veces ocupaban páginas completas.

Un discurso cercano al lector y a veces coloquial era lo que identificaba a la Pelo, cuya ideología desde el principio fue narrar un fenómeno desde adentro.

 

Con la llegada de nuevas publicaciones dentro del mercado y otras situaciones llevaron al final de la revista luego de tres décadas.

Hace un tiempo la revista está digitalizada online y se pueden ver casi todos sus números acá: http://www.revistapelo.com.ar/acerca/archivo-historico/

 

http://www.mdzol.com/nota/532453-revista-pelo-el-rock-encuadernado/

http://www.revistapelo.com.ar/acerca/archivo-historico/

https://tn.com.ar/musica/hoy/la-biblia-del-rock-la-historia-de-la-revista-pelo_496193